Arte con tecnología

Respecto al arte interactivo basado en las nuevas tecnologías, no podemos dejar de hablar de la emancipación tecnológica a la que está obligado (o debería) el artista contemporáneo. Esta emancipación además de ser un deber que como artista se tiene hacia la sociedad, también es una herramienta de conocimiento y de producción de la obra interactiva.

Así como considero necesario conocer el funcionamiento de las interfaces para entender mejor los conceptos en los que nos movemos en el arte interactivo (hablaré de ello en futuros posts), ocurre lo mismo con el resto de la tecnología. El comprender su funcionamiento y el conocer sus tripas harán mucho más profunda la metáfora que se construya a partir de ellas.

Un conocimiento básico de la tecnología nos dará la capacidad de transformar herramientas ya existentes en otros ámbitos o de construir las nuestras propias, ya sean de software o de hardware. Además de las razones conceptuales y de otorgar independencia de otros campos, nos permitirá construir interfaces y contextos mejor adecuados a lo que demanden los significados que queremos crear.

Como artistas que trabajamos con la tecnología debemos desacralizarla y reutilizarla más allá de los usos para los que ha sido concebida, intentando devolvérsela a la sociedad liberada de los determinismos que nombra Pau Alsina*:

“Nos referimos a los determinismos que modelan de forma autónoma el contexto socio-cultural, estableciendo una relación entre tecnología y sociedad cómo si las tecnologías cayeran del cielo cual meteoritos extraterrestres que impactan sobre nuestra sociedad.”

Si algo hay capaz de transcender esos usos y esos determinismos y mostrar la realidad de la tecnología desde una perspectiva diferente, es el arte. El arte es producción simbólica, produce significados y lecturas alternativas, pues es capaz de jugar con la poesía, la metáfora, la fantasía e imaginación como no puede hacer la ciencia, que es de donde originariamente proviene la tecnología.

El arte que trabaja con la tecnología (al que algunos llamarían arte tecnológico cosa que considero que no existe) está de facto contradiciendo muchos de los parámetros establecidos desde el sistema del arte. Bebe de comunidades donde la información y el conocimiento es abierto y compartido y tiende a presentar el proceso y las herramientas de modo claro, para conocimiento de todos, desmitificando procesos y técnicas artísticas.

Si, como creo, la interactividad es en sí una filosofía abierta y dialogante, y que el medio es el mensaje, el arte interactivo esta abocado a vivir con y desde ella.

Texto extraído de “trabajo de fin de master “Ignis Fatuus; Crítica práctica a la praxis del audiovisual en tiempo real desde la experimentación artística” del master en “Arte contemporaneo, tecnológico y performativo” de la UPV-EHU y adaptado para este blog.

*Alsina, Pau, “Lo más profundo es la piel. Cuerpo, tecnología y neo-materialismo en el Media Art.” “Universos y Metaversos: Aplicaciones Artísticas de los Nuevos Medios”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.