Levantar la cabeza (del móvil)

Hoy me han mandado el artículo “Lo grande y lo pequeño” de Santiago Alba Rico para ver qué opinaba de él, y me han surgido varias reflexiones que comparto aquí.

En el artículo hace un análisis a nuestra relación con los móviles, principalmente. Usa una figura bastante gráfica y efectiva, en relación a las diferentes escalas: lo grande y lo pequeño, que se adaptan a la pantalla de nuestros smartphones y perdemos la diferencia entre ambas. Esta unificación y pérdida la retrata hablando de nuestra postura y nuestro gesto al mirar cada una de ellas: mirarnos a la palma de la mano para lo pequeño y levantamos la cabeza para mirar arriba, a las montañas o el firmamento.

Me gusta este manera gráfica, y a ratos poética, en la que ilustra esa sensación de mirar todo el rato al móvil, de recibir todo el mundo mediado por estos pequeños cacharros que llevamos en el bolsillo. Pero creo que exagera un poco al decir, o insinuar al menos, que esa es toda nuestra vida ahora. Creo que miramos mucho más hacia arriba de lo que puede parecer, y que apreciamos también los tamaños grandes. Por ejemplo, habla del cine, de la sensación de pantalla enorme, de la grandeza de esas imágenes grandes, valga la redundancia, y lo compara con los móviles en los que vemos las cosas ahora. Bueno, juraría que una buena parte de la población tiene unas televisiones bastante grandes en sus salones para ver películas. No son como un cine, pero no son la palma de nuestra mano.

Dejando eso de lado, que no es a lo que iba en realidad, y aceptando su análisis general como válido, que lo es en cierto modo, creo que se equivoca en la conclusión de que de esta no saldremos, de que no volveremos a levantar la mirada. Creo que peca de cierto sesgo cognitivo, no sabría decir cuál, al decir que todas las demás tecnologías han sido disruptivas en su momento, pero sin llegar a lo de hoy, y que es esta, la que él está analizando en este momento, la que provoca la disrupción definitiva. Esta, la otras no, esta, la nuestra, la de hoy. Suena un poco a “las demás no, la mía sí”.

En cualquier caso, creo que está equivocado por más razones aparte de ese posible sesgo. Por un lado, creo que es posible que en un futuro nos alejemos de la tecnología, al menos en la manera que la utilizamos hoy. Creo que es muy posible que después de este hype, que lleva relativamente poco tiempo entre nosotros, entremos en otras eras con vidas mucho más offline, despegados de la pantalla del móvil. Por otro lado, si esto no fuera así y nos adentráramos más en unas vidas tecnologizadas, el desarrollo de la tecnología apunta a romper esa lógica de unificación de escalas de la que habla el artículo. Las interfaces están evolucionando y uno de los cambios que se asoma es el uso de interfaces sonoras, interfaces del habla y la escucha. Las asistentes de voz están extendiéndose, y la red social puntera es Clubhouse, una red basada en chats de audio, solo audio. Además, tenemos las tecnologías inmersivas o la computación espacial como le llaman algunos, que son la realidad aumentada y la realidad virtual. Seguramente, ambas irán mezcladas con las interfaces sonoras. Estas dos realidades sintéticas, una cerrada en sí misma y la otra abierta y en relación con la realidad material, nos devuelven el sentido de las escalas: si quiero mirar una montaña o el cielo tengo que mirar hacia arriba y la sensación es de grandiosidad, tanto en el tamaño como en las distancias.

Creo que el hecho de estar pegados al teléfono y estar consultando esa pequeña pantallita todo el rato es bastante absurdo en sí mismo. Siempre me lo ha parecido y por eso mismo siempre he tenido la intuición de que es un estado pasajero de las cosas. Absurdo desde el punto de vista humano y absurdo desde el punto de vista tecnológico y de diseño. Creo, y quiero pensar, que ya sea porque nos alejemos de la tecnología, al menos en su manera de uso actual, o porque nos adentremos más en ella, las escalas volverán a su ser y levantaremos la cabeza.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.